Archivo de mayo, 2013


Hemos recibido muchas consultas matrimoniales y en muchas nos planteaban las dudas que les surgen a la hora de iniciar el expediente matrimonial, por lo que vamos a exponer de manera resumida como se inicia y finaliza el mismo.

El expediente se inicia con la presentación de un escrito que debe contener:

  1. Las menciones de identidad y profesión de los contrayentes.
  2. Si han existido matrimonios anteriores, nombre y apellidos de los cónyuges anteriores y fecha de disolución del matrimonio.
  3. La declaración de que no existe impedimento para el matrimonio.
  4. El juez o funcionario elegido para la celebración.
  5. La localidad o localidades en que hubiesen residido o estado domiciliados los solicitantes en los dos últimos años.

Se exige también prueba del nacimiento, y en su caso, de la disolución de los matrimonios anteriores, la emancipación o dispensa.

El escrito debe ser ratificado por los cónyuges y tras la ratifación, se publican edictos o proclamas durante 15 días en las poblaciones en  que hayan residido los dos contrayentes en los dos últimos años, cuando estas tengan menos de 25.000 habitantes. Si tienen más, los edictos se sustituyen por la audiencia de un pariente, amigo o allegado de los contrayentes elegido por el instructor, que debe manifestar su convencimiento de que no existe prohibición legal alguna para contraer matrimonio.

A su vez, se practican las pruebas propuestas por el instructor, que acrediten el estado, capacidad, domicilios y cualesquiera otras circunstancias de los contrayentes. También oirá a los contrayentes por separado de forma reservada. En caso de que uno de los contrayentes no esté domiciliado en el lugar de instrucción, la audiencia puede hacerse ante el registro civil de su domicilio.

El expediente matrimonial finaliza con un auto dictado por el instructor autorizando o denegando la celebración del matrimonio, contra el que puede interponerse recurso por vía gubernativa que tiene que resolver la Dirección General de Registros y Notariado.

Para cualquier aclaración puede llamar a nuestro teléfono de consultas jurídicas 807 464 850