Archivo de marzo, 2012


El pacto de reserva de dominio es aquel por el cual el comprador no adquiere la propiedad del inmueble adquirido, que mantiene el vendedor, sino solamente la posesión del mismo, hasta el pago total del precio.

Durante la pendencia de la condición, el comprador tiene la posesión y goce del inmueble pero no la disposición del mismo, por lo que, si el comprador, antes de haber completado el pago, realiza algún acto de disposición sobre el inmueble, el vendedor puede ejercitar la acción reivindicatoria o la tercería de dominio para recuperar el inmueble.

Con el cumplimiento de la condición, se transmite automáticamente la propiedad al comprador.

El pacto de reserva de dominio se inscribe en el Registro de la Propiedad como una condición suspensiva.

Para cualquier aclaración puede llamar a nuestro teléfono de consultas jurídicas 807 464 850