nov 28, 2011

DELINCUENTES TOXICÓMANOS

El Código Penal en su artículo 87 regula una especial modalidad terapéutica de suspensión de la ejecución de penas privativas de libertad impuestas a personas que hayan cometido el hecho a causa de su dependencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos y que se encuentren acreditadamente deshabituadas o sometidas a tratamiento para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión.

Vamos a mencionar las particularidades principales de este régimen:

  • La duración de la pena puede abarcar hasta 5 años y no se precisa que el reo sea delincuente primario. En caso de ser reincidente, el juez o tribunal valorará, por resolución motivada, la oportunidad de conceder o no el beneficio de la suspensión de la ejecución de la pena, atendidas las circunstancias del hecho y del autor.
  • Además de la condición general de que el reo no delinca en el período que se señale, que será de 3 a 5 años, se establece lo de que no abandone el tratamiento de deshabituación hasta su finalización, a cuyo efecto los centros o servicios responsables del mismo estarán obligados a facilitar al juez o tribunal sentenciador, en los plazos que señale, y nunca con una periodicidad superior al año, la información precisa para comprobar el comienzo de aquél, así como para conocer periódicamente su evolución, las modificaciones que haya de experimentar así como su finalización. De este modo, la remisión definitiva de la pena sólo se producirá si se ha acreditado la deshabituación o la continuidad del tratamiento del reo, para lo cual podrá concederse razonadamente una prórroga del plazo de suspensión por tiempo no superior a 2 años.

¿Quiere realizar una consulta concreta? ¿Necesita un abogado?  Llame o consulte a nuestros abogados

Deje su comentario

*