Archivo de octubre, 2011


Se establecen cuatro grados en el régimen de cumplimiento de la pena de prisión:

1.- Régimen cerrado, aplicado a los penados clasificados en primer grado o preventivos por su extrema peligrosidad o manifiesta inadaptación a los regímenes ordinario y abierto. Estos reclusos están en celdas individuales, se les limita las actividades en común con otros internos y soportan un mayor control y vigilancia.

2.- Régimen ordinario, aplicado a los penados clasificados en segundo grado,  a los penados sin clasificar y a los detenidos y presos.

3.- Régimen abierto, que se aplica a los penados clasificados en tercer grado pudiendo continuar su tratamiento en régimen de similibertad.

4.- Libertad condicional, que se establece con carácter general, para penados que hayan satisfecho la responsabilidad civil, se encuentren en tercer grado penitenciario, hayan extinguido las tres cuartas partes de la condena impuesta y hayan observado buena conducta con un pronóstico favorable de reinserción social.

La duración de la pena está en función de la naturaleza y gravedad de esta, clasificándose en penas graves, menos graves y leves.

Para cualquier aclaración puede llamar a nuestro teléfono de consultas jurídicas 807 464 850