may 16, 2011

CONFLICTO EN EL USO DE BIENES COMUNES

Es una situación que se repite con relativa frecuencia en comunidades de bienes o de propietarios: parejas de hecho que se rompen, comunidades de herederos, etc. Así un copropietario que usa en exclusiva la vivienda de varios copropietarios, es un uso no consentido de la finca desde que alguno de los condueños o copropietarios reclama el uso para sí, mientras tanto se ha de considerar que hay un consentimiento tácito para el uso en exclusiva. Es decir, una vez el resto de copropietarios presentan fehacientemente su disconformidad, provocará un enriquecimiento injusto de la parte poseedora en detrimento de la comunidad a la que deberá rendir cuentas en algún momento.

Partimos de la base de que el Código Civil, artículo 394, permite el uso de la cosa común a cada uno de los condueños, siempre que disponga de ella conforme a su destino, de manera que no perjudique el interés de la comunidad y de manera que no impida a los copartícipes utilizarla según su derecho; evidentemente, si hay un uso exclusivo, se está impidiendo el uso de los copropietarios, y por lo tanto, como compensación se ha de abonar una renta o alquiler al resto de copropietarios excluidos del uso.

Los casos en los que se comparte un terreno, una vivienda, etc., presentan en numerables ocasiones una fuente de conflictos y discordias entre copropietarios (normalmente parejas y herederos). El uso indiscriminado y promiscuo de los condueños, que normalmente están enemistados, provoca muchos enfrentamientos y la norma jurídica nunca puede propiciar o fomentar estás situaciones. Por lo tanto, la aplicación correcta del citado artículo no permitirá usar el bien compartido indiscriminadamente y sin fijación de pautas que permitan al resto de copropietarios el uso de la cosa común.

Para cualquier aclaración puede llamar a nuestro teléfono de consultas jurídicas 807 517 561

Deje su comentario

*