oct 15, 2010

REGISTRO DE LA PROPIEDAD CONTRA LA CORRUPCIÓN URBANÍSTICA

Las obras nuevas acceden al Registro de la Propiedad una vez se haya obtenido la oportuna licencia municipal. Esta publicidad registral otorga una protección a los propietarios que confían en que la finca que van a adquirir, o ya han adquirido, es legal.

Esta realidad registral se tendrá que corresponder con la realidad física y jurídica de la finca inscrita, una cuestión que puede quedar en entredicho, ya que cuando la Administración inicia un expediente de disciplina urbanística no lo comunica al Registro para su correspondiente anotación, provocando que el futuro propietario al confiar en la publicidad registral no conozca la auténtica situación jurídica de la finca.

Los tribunales, ante un expediente urbanístico grave, pueden ordenar la restauración de la realidad física anterior a la infracción y, en consecuencia, ordenar la demolición de lo ya construido para evitar consagrar la ilegalidad urbanística. Para evitar que lo inscrito choque frontalmente con este tipo de sentencias de los tribunales es necesario solicitar del legislador las reformas necesarias que obliguen a la Administración a publicitar en el Registro los expedientes de disciplina urbanística.

Si estas reformas no se llevaran a cabo, pudiera darse el caso de la aparición en España de mecanismos alternativos para proteger la propiedad que encarecerían la adquisición de una finca, como los seguros. Una opción a todas luces innecesaria dada la suficiencia de nuestro sistema de protección registral.

Deje su comentario

*