Archivo de mayo, 2010


Por fin os ha tocado! Y ha tenido que ser en plena crisis nacional, europea, mundial, universal, verdad?

Y digo que os ha tocado porqué somos muy tradicionales y muchos de vosotros estaréis a punto de intentar cumplir con una costumbre largamente repetida. En las relaciones sentimentales, el paso culminante (con permiso del casamiento) es comprarse un pisito, o la parte que te puedas permitir, claro. De alquiler de larga duración no hablamos, que dicen que es tirar el dinero. Imagina que en dos años te cambian de destino y te envían a la otra punta del país. Qué va! Eso no puede suceder. Si el mercado laboral es más rígido que el acero bilbaíno. Pues qué descanso, no?

Y la suerte que tenéis con el excedente? Se reflejará en los precios, supongo. Según el Ministerio de Vivienda, a finales de 2009 había 700.000 viviendas nuevas sin vender, más 529.000 en construcción. Todo ello sin contar los 178.000 pisos embargados vía judicial por impago de hipotecas durante 2008 y 2009. Y un montón de pisos de 2ª mano con el cartelito en la ventana. Si al final tenemos que comprar dos! Además, hay entidades bancarias que aumentan estas cifras hasta el millón y medio de viviendas en stock, sin contar las que se están haciendo este año, de las que la mitad estarían vendidas. Solo la mitad?

Cáscaras! Supongo que todo esto hará que bajen los precios. O que no suban. O que no sea tan complicado encontrar vuestra casita. Qué ilusión! (entre nosotros: seguro que alguno comienza a acongojarse)

Pues a buscar se ha dicho. Hay un montón de carteles con el “últimas viviendas” bien visibles. Empieza la búsqueda cerca del centro comercial de turno, el transporte público para no usar el coche, y los colegios, para el futuro, claro. También son los primeros descartes. Qué precios! Creíais que los salteadores de caminos y labrados eran cosa de otra época, no es así?… bueno, aquellos bloques no se ven tan mal, aunque un poco más lejos. Son sólo quince minutos andando (a paso de marchador, con suplemento alimenticio). Anda, pero si debe ser primo del de la otra agencia. Pues no te piden un 10% más del supuesto precio final en concepto de IVA, ITP, papeleo, aval bancario, gastos de formalización… quita, quita, los pisos que están en la carretera del pueblo tampoco están mal. Lejos, pero con el coche, el autobús y el metro, en hora y tres cuartos en la oficina. Qué descanso, chicos!

Pero no hubo tregua, que ponía últimas viviendas, pero vendidas! Que con lo que cuesta quitar un cartel tan grande, lo dejan y así preguntas.  Qué caraduras! Eso sí, tienen un terrenito cerca del primer centro comercial que hablamos. Horror! Si hasta hay caravanas y gente alrededor de una hoguera. Cuando les den la licencia de obra, aquí hay hasta un tentadero. Y nos tiene que tranquilizar su coletilla “y a precios asequibles” (yo creo que su diccionario no es el mismo que el nuestro, pero bueno, todo sea por la estabilidad y tranquilidad que da la propiedad) Aunque nos dicen que son de protección en régimen de cooperativa. Le deberíamos añadir un par de años más y tres oraciones diarias para que no se larguen con los dólares, tipo PSV.

Pero, un momento! Ahora el Banco de España da un aviso a las cajas sobre el excedente de vivienda de obra nueva y limita los créditos inmobiliarios. Lo del stock, está bien, que lo saquen al mercado, eso sí, a precios razonables (ya estamos escuchando otra vez la palabra burbuja inmobiliaria, pero para los sobrantes de las cajas, estamos buenos!) pero reducir el crédito a los particulares? Con la prisa que tiene la inmobiliaria en construir, calculo que en seis años entregan las llaves. Dónde estaréis para esa fecha. Y el alquiler? Creo que el mercado laboral ya no es tan rígido y nos pueden mandar… a otros lugares.

Veamos la prensa. Lo encontráis? Cerca del centro comercial. 20 metros cuadrados (Pero esto qué es?) Para entrar a vivir (con calzador, claro) Luminoso (imagina, dos ventanas y una única habitación) cocina americana (o sea, al burguer) y solo dos meses de fianza. Aval bancario de 6.000 €. Mensualidad de…  Dios, la hipoteca del piso de la carretera del pueblo!

En fin,  madre no hay más que una y no se está tan mal en casa, no? Por no hablar del ahorro, del cariño y de la dieta mediterránea. Mientras, podéis esperar a que las cajas liberen su stock, los bancos concedan alguna hipoteca que otra y bajen los precios de la vivienda… o que las vendan por partes, una multipropiedad simultánea. A muchos, si es grande el piso, con cuarto y mitad les basta. Y a vosotros?