ene 25, 2010

A tener en cuenta …

A veces, la Justicia toma decisiones polémicas que para una gran parte de la sociedad pueden resultar un auténtico despropósito, pero se dictan ajustadas a Derecho y desde una correcta aplicación de la Ley. No hay que olvidar la máxima de “el que la hace la paga”.

Hoy, aquí, expondremos a modo de ejemplo, condenas, quizás excesivas a primera vista, pero que resultarán terriblemente instructivas (sobre todo a la juventud) para comprender el alcance penal de algunas conductas.

¿Cómo es posible que la Audiencia de Valencia condene a dos jóvenes a 1 año y 10 meses de cárcel por robar un salchichón? A la vista de los hechos, tiene su explicación: “cuando las empleadas del supermercado les exigieron la pieza se negaron a entregarla profiriendo amenazas frente a las empleadas, que se vieron en la necesidad de permitir la salida de los acusados”. La Audiencia calificó el delito como robo con intimidación; lo grave son las amenazas, no el valor del salchichón (300 Pts).

Algo parecido ocurrió en Jerez de la Frontera: 3 años y medio a dos ladronzuelos por robar dos canarios y su jaula valorados en 2000 Pts. Un día soleado de 1997, uno se subió a los hombros del otro y, de esta guisa, treparon hasta una terraza situada en el primer piso y se hicieron con su preciado botín. La Audiencia de Cádiz les condenó por robo con fuerza en dependencia de casa habitada, argumentando que las terrazas forman parte de la vivienda, y, al robo en una casa particular, se une la invasión de la intimidad a sus habitantes.

Otro caso, ya el último, condenó a un padre de familia a 1 año de cárcel por robar chatarra. El Tribunal consideró que para calificar la conducta como robo bastaba el hecho de que hubiera escalado para entrar en un recinto cerrado de propiedad ajena.

 Así que, ya saben, la amenaza y la violencia ejercida sobre propiedades ajenas agravan la calificación de la conducta del condenado.

 Artículo inspirado en el libro “Antología del disparate judicial” de Quico Tomás-Valiente y Paco Pardo. Editorial Plaza Janés (2001).

 http://www.unilibro.es/find_buy_es/libro/plaza_janes_editores_s_a_/antologia_del_disparate_judicial.asp?sku=133877&idaff=0

Deje su comentario

*